Ingreso


Noticias AIEP

Estudiante AIEP: conoce los problemas que trae consumir tabaco para tu piel

La subdirectora de la Escuela de Estética Integral, Isser Donoso, te cuenta sobre diversos inconvenientes. 



Para nadie es un misterio que el tabaco tiene consecuencias nefastas en la salud, como la destrucción de los pulmones y diversos tipos de cáncer. Paralelamente, el cigarrillo también afecta el exterior del cuerpo, causando una imagen poco saludable y envejecida.

Si eres vanidoso y al mismo tiempo un fumador empedernido, lee atentamente el listado de perjuicios para el cuerpo que Isser Donoso, subdirectora de la Escuela de Estética Integral, nos cuenta:

- Arruina las manos debido a la nicotina. Se empalidece la piel, además sobre ella se acumulan tóxicos que vuelven nuestros dedos y uñas de un color amarillo opaco.

- Disminuye la circulación de la piel y altera su nutrición normal. El rostro y el cuerpo se ponen amarillos, deshidratados, arrugados y sin el brillo de una dermis joven.

- La dentadura también se ve afectada por el consumo de nicotina. No existe fumador que no tenga los dientes amarillos. Además, se produce halitosis o mal aliento bucal.

- Aumenta la secreción sebácea, lo que trae como consecuencia tendencia a la caspa y el acné. Paralelamente, el cabello se debilita, ya que las toxinas del humo del cigarro dañan el folículo piloso.

- Las toxinas de los cigarrillos dañan las fibras y el tejido conectivo de la piel, provocando que se pierda la elasticidad y fuerza de las células, por ende el tabaco es un factor que contribuye a que salgan estrías.

- Los fumadores presentan problemas para sanar heridas de la piel, esto debido a que la nicotina produce vasoconstricción, limitando la oxigenación del flujo sanguíneo en los vasos del cuerpo. En consecuencia, un adicto al tabaco tiene más tendencia a tener grandes y poco estéticas cicatrices.

- Si la mujer fuma durante el embarazo, tiene riesgos que pueden ir desde la falta de oxígeno en el útero, produciendo bajo peso en el bebé hasta retraso en el crecimiento intrauterino.