Ingreso


Noticias AIEP

Estudiante AIEP, conoce los mejores tips para elegir un buen hotel

El director de la Escuela de Gastronomía, Hotelería y Turismo de AIEP, Fernando de la Fuente, nos invita a fijarnos categorías, ubicación y los tipos de habitaciones que seleccionar, entre otros.


Ya es una tendencia que los amantes de los viajes decidan salir de vacaciones durante la temporada baja, es decir, entre agosto y diciembre. Tomar un descanso en estas fechas tiene una serie de ventajas, entre ellas no tener que disputar con los compañeros de trabajos los días de receso, poder conseguir mejores ofertas en pasajes, alojamiento y comida, además de encontrar ciudades, hoteles y restaurantes menos saturados.

No obstante a lo entretenido que es salir de vacaciones muchos se complican porque no saben cómo elegir el hotel, ya que no encontrar un lugar que cumpla con las expectativas puede arruinar el tan anhelado viaje. Para que el descanso resulte perfecto el director de la Escuela de Gastronomía, Hotelería y Turismo de AIEP, Fernando de la Fuente, nos deja las siguientes recomendaciones para elegir un buen hotel:

- Categoría. Es importante fijarse en las estrellas y certificaciones otorgadas por el Servicio Nacional de Turismo al hotel, pues si desea estar cómodo y bien atendido es mejor preferir establecimientos con más de cuatro estrellas. Para conseguir un buen servicio no es necesario solo ir a un hotel, existen otros tipos de alojamientos que entregan buena atención y óptimos servicios, tal es el caso de los departamentos para turistas y hostales.

- Instalaciones. Lo ideal es averiguar si el hotel tiene lugares de esparcimiento como salones de juego, espacios para hacer deporte, sala de computadores y restaurantes en el caso que el recinto o la posada quede alejada del centro de la ciudad. Además, se debe consultar por el año de construcción del edificio y si cumple con todas las normas sanitarias y de seguridad.

- Ubicación. Estar en un lugar que esté cerca de servicios básicos y de los atractivos turísticos es relevante para no perder tiempos en traslados y reducir el riesgo de perderse. Al mismo tiempo, se debe averiguar si el barrio es seguro, si tiene mucho movimiento o ruido durante el día.

- Habitación. En ocasiones los hoteles tienen magníficos espacios comunes, pero sus habitaciones no son las más óptimas es por eso que se deben exigir fotografía de los cuartos, medidas del lugar, las condiciones del baño, orientación de la ventana y si hay sistema de calefacción y aire acondicionado.

- Cotizar. Nunca se debe tomar la primera opción por muy buena que parezca, hay que comparar precio y calidad con otros tipos de alojamientos. Lo más probable es que se encuentren distintas alternativas con igual o más servicios por mejores precios.

- Comentarios. Gracias al Internet hoy podemos encontrar páginas web dedicadas a publicar las opiniones y experiencias de los viajeros, es bueno dedicar un tiempo a leer esos comentarios que en general son muy escuetos, pero entregan la información verídica de la atención del hotel.